Vocación de servicio. Celebración día Montagne

Cada 28 de octubre la familia marista recuerda y celebra un acontecimiento esencial para ser lo que hoy es. Una obra educativa con cerca del medio millón de niños y jóvenes que, en todo el mundo, reciben una formación que busca sacar de ellos lo mejor posible y que trata de ayudarles a ser personas íntegras, bien formadas y comprometidas con un mundo mejor.

Ese día de 1816, el fundador del Instituto Marista, San Marcelino Champagnat tuvo un encuentro con un joven, Juan Bautista Montagne, al que cuando fue a asistir poco antes de su muerte, descubrió como un chico indefenso no sólo por su salud, sino por la falta de recursos personales y espirituales para afrontar tan dura situación. Desde ahí, la necesidad de los maristas de contribuir a la formación de las nuevas generaciones.

Por ello, la comunidad educativa marista de Segovia, ha recordado durante la mañana del viernes 27 tan señalada fecha.

Ha sido un momento en el que, tras una tutoría, los alumnos más mayores han acompañado a los más pequeños en sus clases en un acto de hermanamiento. Allí han realizado una sesión en la que han compartido un momento de reflexión sobre lo que a cada uno nos hace y nos tiene que hacer mover en la vida. Se han dirigido gestos de aprecio entre ellos y han dado color con sus manos a una posterior celebración en la que los cerca de 800 alumnos maristas que hay en el colegio han danzado en silencio dando las gracias por lo que son y por todas aquellas personas que les rodean y empujan a ser.
 

Categoría: